En contacto con el mundo

Conoce cómo se miden la categorías de los huracanes

Es común escuchar en los distintos canales de noticias que el huracán X ha alcanzado la categoría 4, 3, 5, en fin, sólo escuchamos números, lo que sumado a imágenes de desastre origina pánico. Sin embargo, no siempre conocemos la magnitud o peligro al que se refieren con exactitud.

Por ello, es conveniente que sepamos cómo se mide la escala de intensidad de los huracanes, conocida como Saffir-Simpson, misma que se encarga de medir los ciclones tropicales de acuerdo a la velocidad del viento.

Estos fenómenos se dividen en 5 categorías, según el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Estados Unidos, las cuales miden la marejada ciclónica, es decir, el incremento en el nivel del mar fuera de lo normal tras una tormenta. También se calcula el daño que puede causar si el huracán toca tierra.

A continuación te explicamos en qué consiste cada una de ellas.

 

Categoría 1

Vientos sostenidos de 64 a 82 nudos

Velocidad de 119 y 153 km/ h

Alcance de olas: Hasta 1.5 m (por encima del normal)

 

El huracán puede causar daños principalmente en árboles y letreros. Afectaciones en techos y tejados en viviendas no ancladas, así como un corte de líneas eléctricas. En algunos casos inundaciones en carreteras.

 

Categoría 2

Vientos sostenidos de 83 a 95 nudos

Velocidad de 154 a 177 km/ h

Alcance de olas: Hasta 2.4 m

 

Los vientos son peligrosos, viviendas con estructura estable podrían sufrir daños en techos, ventanas y puertas. Extensas superficies de árboles medianamente o arbustos son arrancados. Pérdida de energía por días.  

 

Categoría 3

Vientos sostenidos de 96 a 112 nudos

Velocidad de 178 a 208 km/ h

Alcance de olas: Hasta 3.6 m

 

Estos huracanes ocasionan daños estructurales en casas y edificios. Las vías se bloquean por los grandes árboles que son arrancados. La red eléctrica se verá destruida.

 

Categoría 4

Vientos sostenidos de 113 a 136 nudos

Velocidad de 209 a 251 km/ h

Alcance de olas: Superan los 5 m de altura

 

Los vientos devastadores causan daños severos en las paredes y pérdidas de techo de las casas. Gran mayoría de árboles y postes son derribados, dejando sin energía durante meses a comunidades que se verán forzadas a  abandonar sus hogares.

 

Categoría 5

Vientos sostenidos de 137 nudos o mayor

Velocidad: Superan los 252 km/h

Alcance de olas: Llegan a los 6 m o más

 

Los vientos serán catastróficos destruyendo lo que esté a su paso, impidiendo que la gran mayoría de las casas sean habitables. Cuando un huracán alcanza este tipo es considerado mortífero, por el gran número de víctimas y la suma de devastaciones, reparación que tardará años en restablecerse

Comments are closed.